¿Qué es un asedio?

El asedio es el paso previo al asalto, se define como el bloqueo militar impuesto a una fortaleza con el objetivo de conquistarla por desgaste. Durante la Edad Media en Europa las campañas de conquista se diseñaban a través de una sucesión de asedios.

En Ídolos de Acero el asedio es primer movimiento que debe realizar un atacante para conquistar un castillo. La capacidad resistir un asedio depende de dos elementos:

  1. Elementos defensivos: una fortaleza puede resistir un turno de asedio, pasado este turno el defensor debe elegir entre romper el asedio o entregar la fortaleza por desgaste. El número de turnos aumenta si se añaden mejoras al castillo. Tus opciones de mejoras se describen en el apartado de castillo.    

  2. Terreno: el tipo de terreno influye también en el asalto de una castillo. Los terrenos vienen definido en el mapa del tablero. Existen tres y cada uno de ellos ofrece diferentes ventajas.

Llanura (+1)

Agrícola (+1)

Bosque (+1)

Montaña (+2)

 

 

Un asedio militar concluyen cuando se cumplen alguna de las siguientes condiciones: 

  1. El defensor rompe el cerco. Durante los turnos de asedio el defensor puede entablar batalla contra el atacante. Si sale victorioso, se rompe asedio. En caso contrario, el castillo es tomado por el atacante.

  2. El defensor se rinde al atacante. Tras el asedio y ante la superioridad numérica del enemigo, el defensor firma una tratado de paz en el que deben quedar reflejadas las condiciones de la conquista y se realiza un juramento de vasalle

 
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now